domingo, 12 de noviembre de 2017

LO QUE OS HE MOSTRADO ESTA SEMANA

Compañeros es domingo, por aquí ha sido un fin de semana pasado por agua. Ayer después de ir a la peluquería en Ermua, salí con mis hijos a ver la Feria de San Martín. Ellos estuvieron con su cuadrilla 25 jóvenes y 3 niños, comiendo una alubiada y sus  sacramentos. Es un día muy bonito, se visten de caseros y caseras, hay feria de ganado y feria de hortalizas. Las cuadrillas sale a comer  en los  bares, restaurantes y sociedades. Yo no me dí cuanta del día de ayer y no preparé nada, ni incluso llevé la cámara para sacar fotos. Sólamente les saqué a la cuadrilla una foto de grupo. Me dío tiempo comprar, pan, pastel vasco y unas rosquillas. No me quedé a comer, me gustan las alubias pero no tengo el cuerpo para eso. Hoy a la noche salgo de  viaje, no conviene que mi  cuerpo vaya echando flatulencias efectos de las alubias.

La cuadrilla aunque  todos no estan el la foto

Por lo demás os voy a recordar lo que pude hacer  esta  semana.

El jueves os dije que me he decidido de ir de vacaciones y el lugar que voy en Alicante, en este caso voy sóla como mi cámara, a casa de una amiga.  A la vuelta ya os contaré  como me ha ido. El post, lo podéis  leer  pinchando en el título.

El Campello

El viernes estuvimos en el teatro viendo una comedía que trabajaba Lolita Flores, lo pensé a última hora y  estuvimos en al última fila viendo la obra. Esta es la que vimos. Lo puedes leer pinchando en el título.

Panfleto de la obra 

Ayer sábado escribí un relato para el concurso de Escribiendo que es gerundio. Esto es lo que escribí partiendo de un microrrelato que ya tenía escrito anteriormente sobre una araña. Lo podéis leer pinchando en el título.

                                                                                                          Mi animal de compañía
Araña  tejiendo 
                                                  
Y hasta aquí es lo que os he podido contar esta  vez, 
¡¡hasta la vuelta!! 
  

sábado, 11 de noviembre de 2017

Microrrelato: Mi animal de compañía

                                                


Desde una viga del techo pendía de un hilo, llevaba allí mucho tiempo. Al principio, casi no se percibía con la vista. Cada día la miraba y crecía. Entre la viga y el techo, formaba su casa, cada vez más amplia, pero allí estaba desafiante, en espera un insecto de se paseara por su casa. Las moscas y mosquitos se quedaban enganchados en la tela. Ella se alimentaba de los insectos muertos.
En la noche de Halloween tocaron a la puerta los niños de los vecinos con las calabazas encendidas pidiendo un aguinaldo, les hice pasar al hall de la casa. Sobre la mesa les había preparado unos dulces y caramelos que compré en el supermercado, con figuritas para esta fiesta. Mientras los comían, el más pequeño de los niños, dejó sobre la cómoda su calabaza encendida, le daba la luz directa de la vela al techo, la tela de seda brillaba. Cuando los niños se marcharon contentos, yo me quedé mirando mi araña.
Siempre me dieron mucha grima las arañas y nunca me atrevía a matarla. A esta le cogí cariño. Me acostumbré a verla laborando su casa. La consideré más que un arácnido un animal de compañía.

 198 palabras 

Escrita para el concurso de Escribiendo que es  gerundio. Alrededor de un tema. Palabras Araña, Calabaza, muerte.